El Museo Gregoriano Etrusco se encuentra dentro de los Museos Vaticanos en Roma y reúne en veintidós salas de exposición las obras y artefactos que datan del siglo IX al I a.C.. Gracias a las obras expuestas es posible seguir la milenaria historia del pueblo etrusco.

Fue fundado en 1836 por el Papa Gregorio XVI para albergar las obras encontradas en las excavaciones arqueológicas en las ciudades del sur de Etruria (actual Lacio septentrional) que en ese momento eran propiedad de la Iglesia.

Más tarde el museo se enriqueció con obras donadas (en particular por Benedetto y Giacinto Guglielmi y Mario Astarita) o compradas como la Colección Falcioni.

El Museo Gregoriano Etrusco ocupa el Palazzetto del Belvedere y el Apartamento de Tor dei Venti y desde su interior se puede ver el espléndido Chiocciola del Bramante.

Sala de la Tumba Regolini-Galassi en el Museo Gregoriano Etrusco en los Museos Vaticanos en Roma

Reserva tu entrada